Dolado promete su cargo con el objetivo de ser una figura "social" y no "política"

Ángel Dolado promete su cargo como Justicia de Aragón. (Foto: Cortes de Aragón)El nuevo Justicia de Aragón, Ángel Dolado, ha prometido este viernes su cargo ante el pleno de las Cortes, donde se ha comprometido a ser una figura "social y no política", con el anhelo de generar "confianza" y tener "reputación, que no notoriedad", así como a mantener su casa abierta a todos los aragoneses. Así lo ha asegurado en la sesión plenaria especial que han celebrado las Cortes de Aragón para la promesa del cargo por parte de Dolado, quien después, en un acto celebrado en el Salón del Trono del Palacio de La Aljafería, ha tomado posesión ante la Mesa y Junta de Portavoces del Parlamento y varias decenas de invitados.

Retos

Dolado ha detallado algunos de sus principales objetivos y retos, que nacen, ha dicho, de la "real preocupación" por los derechos y libertades de los aragoneses.

Entre ellos, potenciar la defensa de la infancia, con la creación de una oficia específica; impulsar acuerdos en Educación, Sanidad y Despoblación; defender el aragonesismo que encarnan José Antonio Bolea y José Antonio Labordeta; garantizar los principios de transparencia e integridad como medios para un buen gobierno, o afrontar la "necesaria reestructuración" del personal de la institución, especialmente en lo que respecta a cargos de elección directa.

Además, Dolado desea que el Justiciazgo sea un espacio para la mediación, como medio complementario para la solución de conflictos previo a la jurisdicción, y pretende potenciar el Derecho Civil Aragonés para lograr una versión del Derecho Foral adaptado al Aragón del siglo XXI.

"Absoluta lealtad"

Ha ofrecido, por otro lado, su "absoluta lealtad" personal e institucional en un marco de relaciones donde prime la palabra dada y se respeten los acuerdos, aunque sean estos verbales.

Su deseo, según ha confesado, es que todos los aragoneses defiendan la institución del Justicia, que sientan que la figura "es imprescindible" porque les representa cuando están "desamparados".

El nuevo Justicia ha tenido un especial recuerdo para sus orígenes humildes, al recordar que es hijo de un emigrante, un pastor soriano que salió "con dolor" de su tierra para "sobrevivir en una tierra de oportunidades" como Zaragoza.

Orgulloso valedor del barrio Oliver de Zaragoza, en cuya escuela e instituto públicos estudió, según ha recordado, Dolado ha precisado que formó su personalidad y espíritu crítico en una España en transición "donde el principio de igualdad de oportunidades estaba quizá más garantizado que hoy".

Su nombramiento demuestra, ha enfatizado ante los diputados, que "es posible que cualquier aragonés pueda llegar a ser Justicia sin pertenecer a las élites" y que acaben ganando las características profesionales "por encima de las facilidades que puedan dar unos determinados orígenes".

Recuerdo a sus antecesores

Ha recordado, además, a quienes le han precedido en la institución en la etapa democrática: Emilio Gastón, Juan Montserrat y Fernando García Vicente, así como al primer fiscal superior de Aragón, Epifanio López, ya fallecido, que fue su mentor.

Y ha puesto en valor que por primera vez se haya elegido a un juez para este puesto, en el que se ha comprometido a ser "imparcial" pero no "neutro".

Los jueces, ha dicho Dolado, representan a una sociedad plural y son "el último bastión" en la lucha por los derechos fundamentales y el imperio de la legalidad.

En el acto de toma de posesión, la presidenta de las Cortes, Violeta Barba, ha asegurado que el Justiciazgo es la institución "en la que más confían los aragoneses" como valedora y defensora de sus derechos y libertades.

Ha de ser, ha dicho, una institución "necesariamente molesta" como garantía del control frente a los "abusos" de las administraciones, y le ha deseado a Dolado "toda la suerte del mundo" y "todo el tino" en defensa de los intereses de la ciudadanía frente a las "malas prácticas" de las administraciones. Efe

CENTRO DE EMISIÓN Y PRODUCCIÓN PRINCIPAL DE ZARAGOZA
Avda. María Zambrano, 2. ZARAGOZA - 50018
Teléfono: 876 256 500
Fax: 876 256 507
DELEGACIÓN DE TERUEL
C/ Amantes, 14, bajo. TERUEL - 44001
Teléfono: 978 623 070
Fax: 978 623 072
DELEGACIÓN DE HUESCA
Plaza Inmaculada nº 2, 1ºA. HUESCA - 22003
Teléfono: 974 212 762
Fax: 974 212 757