Guissona quiere materia prima, mano de obra e infraestructuras aragonesas para su planta de Épila

La planta que bonArea instalará en el municipio zaragozano de Épila precisará de un volumen de dos millones de aves en los próximos ocho años,  que es el tiempo que durará el traslado de la producción desde Guissona, en Lérida, hasta la comarca aragonesa de Valdejalón. Y las granjas de aves deberán estar en el trayecto que separa las dos localidades y abastecerán a la firma alimentaria hasta que entre 2023 y 2028 entre en funcionamiento el matadero que piensa construir en Épila. Así se lo ha contado el director general del grupo a los profesionales del sector en unas charlas organizadas en Calatayud.

El grupo Guissona tiene intención de utilizar materia prima, mano de obra e infraestructuras de Aragón. Lo primero será construir un matadero de aves donde se sacrificarían 60.000 unidades a diario, según Jaume Alsina, director general de la Corporación Alimentaria Guissona.

La necesidad de materia prima da esperanzas a los avicultores de Aragón, que confían en que se reactive el sector, en opinión de Luis Grima y Eduardo García, dos empresarios que ha acudido a la charla.

Mientras tanto, la construcción de la planta sigue su tramitación urbanística y está previsto que a partir de enero empiecen las primeras expropiaciones, como ha dicho Jesús Bazán, alcalde de Épila.

En la charla ha trascendido que todos los tejados del complejo de Épia tendrán placas fotovoltáicas con capacidad para al menos 40 megavatios para autoabastecimiento.

CENTRO DE EMISIÓN Y PRODUCCIÓN PRINCIPAL DE ZARAGOZA
Avda. María Zambrano, 2. ZARAGOZA - 50018
Teléfono: 876 256 500
Fax: 876 256 507
DELEGACIÓN DE TERUEL
C/ Amantes, 14, bajo. TERUEL - 44001
Teléfono: 978 623 070
Fax: 978 623 072
DELEGACIÓN DE HUESCA
Plaza Inmaculada nº 2, 1ºA. HUESCA - 22003
Teléfono: 974 212 762
Fax: 974 212 757