La CHE espera una avenida extraordinaria del Ebro similar a las de 2003 y 2015 y Aragón decreta la alerta de nivel 2

El Ebro a su paso por Zaragoza (desde el puente de La Almozara) este 12 de abril. (Foto: Beatriz Delgado)La Confederación Hidrográfica del Ebro, CHE, ha confirmado este jueves que espera una avenida extraordinaria del río Ebro a su paso por la provincia de Zaragoza que sería similar a las crecidas de 2003 o 2015. La confederación espera que el caudal registre entre 2.300 y 2.700 metros cúbicos por segundo en la madrugada de este viernes en la localidad navarra de Castejón, donde a primera hora de la tarde de hoy alcanzaba ya los 2.000. El Gobierno aragonés ha elevado al nivel 2 la alerta de Protección Civil, lo que supone la movilización de todos los efectivos disponibles, incluida la Unidad Militar de Emergencia (UME). El presidente aragonés, Javier Lambán, se reúne esta tarde con alcaldes de municipios ribereños.

De momento, no hay previsiones fiables sobre el caudal del Ebro a su paso por la Ribera Alta o Zaragoza capital, donde la punta de esta nueva avenida llegará este fin de semana. Sí se esperan, en todo caso, "desbordamiento generalizados en el tramo medio del Ebro", según María Luisa Moreno, jefa de Hidrología de la CHE.

De esta forma, la avenida extraordinaria del Ebro a su paso por Aragón comenzará a entrar por la Ribera Alta a primera hora de este viernes y llegará a Zaragoza capital el domingo.

Aunque en el municipio navarro de Castejón podría alcanzar los 2.700 metros cúbicos por segundo se espera que, tras anegar las zonas inundables, ese caudal sea menor a su paso por la Ribera Alta y por la capital aragonesa, según María Luisa Moreno.

Moreno ha explicado que no ha sido posible ofrecer esta nueva previsión de caudales hasta haber computado las últimas precipitaciones caídas. Aún así, el desbordamiento de ríos como el Arga o el Aragón hace difícil computar el volumen máximo que podría alcanzar el Ebro a su paso por el tramo zaragozano.

Preocupación de los alcaldes

Los alcaldes de la Ribera Alta del Ebro han mostrado su preocupación ante la falta de información en las últimas 24 horas. Y es que las previsiones que suele ofrecer el SAIH, el Sistema Automático de Información Hidrológica de la CHE, no se habían actualizado desde este miércoles. Sólo se podía acceder a los datos de caudal de los ríos en tiempo real.

El Gobierno de Aragón ha citado a todos los alcaldes en Pradilla a las seis de esta tarde para ofrecerles todos los datos disponibles y explicarles cómo se va a actuar en las próximas horas.

El Ebro en Novillas ya roza los ocho metros de altura, sigue subiendo y ha anegado unas 1.000 hectáreas. En 2015, la altura rozó los 8,70 metros y su alcalde, José Ayesa, ha mostrado su temor ante la posibilidad de que los daños sean similares.

En Pradilla, desde este mediodía se ha estado trabajando para intentar sellar una compuerta por la que se estaba filtrando agua del río. El alcalde, Luis Eduardo Moncín, está a la espera de información sobre las medidas a tomar que se ofrecerá en la reunión con el Gobierno aragonés esta tarde.

Falta de información

También el alcalde de Alcalá de Ebro ha mostrado su malestar por la falta de información y ha recordado que están exactamente igual que en 2015. Además, ha dicho que no entiende cómo puede volver a repetirse esta situación.

La Asociación de Afectados por las Riadas del Ebro también ha denunciado la falta de información. Alfonso Barrera ha indicado que cree que los daños pueden ser similares a los causados por la avenida de 2015, por eso en la Ribera Baja algunos ganaderos como él han comenzado a vaciar sus explotaciones.

En 2015 la crecida, que registró 2.500 metros cúbicos por segundo, anegó 20.000 hectáreas y murieron 10.000 cabezas de ganado.

En la Ribera Baja la preocupación también es notable porque a la crecida del Ebro se une la del río Gállego.

En Pastriz los ganaderos de la zona han decidido evacuar sus explotaciones porque temen que la crecida sea similar a la de 2015.

En Pina de Ebro, por el momento, se afronta la situación con tranquilidad. Según su alcaldesa, Marisa Fanlo, se están revisando las motas y se está a la espera de nuevas previsiones. Los pastores que tenían sus rebaños en la margen derecha, en terrenos municipales, ya los han evacuado a zonas seguras.

Deslizamientos de tierras

Las crecidas de los ríos han causado problemas en otros puntos de la comunidad, donde el agua ha provocado deslizamientos de tierras que han afectados a las carreteras o han obligado a desalojar viviendas. Así ha sucedido en Gallur, donde los bomberos de la Diputación de Zaragoza han evacuado nueve viviendas junto al Ebro por un corrimiento de tierras.

Igualmente, las crecidas del Ebro y el Jalón han obligado a cortar la carretera CP-3 entre Boquiñeni y Pradilla (a la altura del puente sobre el Ebro) y la carretera CV-601 entre Huérmeda y Embid, según ha informado la Diputación de Zaragoza.

Alerta de nivel 2

Ante esta situación, el Ejecutivo aragonés, tras la reunión mantenida este mediodía por el Cecop, el Centro de Coordinación Operativa, ha decretado la alerta de nivel 2 del Plan de Protección Civil, lo que supone la movilización de todos los medios disponibles, incluida la Unidad Militar de Emergencias, UME.

CENTRO DE EMISIÓN Y PRODUCCIÓN PRINCIPAL DE ZARAGOZA
Avda. María Zambrano, 2. ZARAGOZA - 50018
Teléfono: 876 256 500
Fax: 876 256 507
DELEGACIÓN DE TERUEL
C/ Amantes, 14, bajo. TERUEL - 44001
Teléfono: 978 623 070
Fax: 978 623 072
DELEGACIÓN DE HUESCA
Plaza Inmaculada nº 2, 1ºA. HUESCA - 22003
Teléfono: 974 212 762
Fax: 974 212 757