Los cinco acusados de dar una paliza a un hombre en el bar La Luna de Huesca niegan haberlo hecho

Los cinco acusados de propinar una brutal paliza a un hombre en el bar de marcha 'La Luna' de Huesca, inválido y con graves secuelas desde entonces, han rechazado este miércoles ser los autores de unos hechos por los que se enfrentan cada uno a once años de prisión y al pago de una indemnización de 662.000 euros.

En el juicio iniciado en la Audiencia de Huesca por esta agresión, ocurrida la madrugada del 21 de julio de 2013, los procesados han coincidido en afirmar que no sólo no participaron en la paliza, sino que en ese momento se encontraban en el exterior del establecimiento.

En sus respectivas declaraciones, han destacado que salieron a la calle ya que en esos momentos tenía lugar un "striptease" masculino que había congregado a una gran cantidad de mujeres y que no les interesaba ver, y que se enteraron de la pelea por el ruido que salía en esos momentos del interior del bar.

Según las acusaciones, los cinco acusados formaban parte de un amplio grupo de once personas de raza gitana que eran clientes habituales del establecimiento cuando era regentado por otra persona conocida de ellos.

La fiscalía destaca que los miembros de este grupo "solían ir en grupo, nunca solos, montando altercados en el bar y molestando a los clientes, toda vez que en esa época no era su conocido el que estaba al frente".

Los propios investigadores policiales llegaron a valorar que el gerente del establecimiento era víctima de una extorsión para que dejara el establecimiento.

La víctima fue objeto de una agresión "desmesuradamente salvaje" que se produjo en un breve espacio de tiempo y mientras el resto de la clientela veía el espectáculo.

Los acusados, entre ellos un menor de edad que ya fue condenado a 2 años de internamiento, fueron captados en el exterior del establecimiento por una cámara de la calle.

Las tres letradas encargadas de la defensa de los acusados han coincidido en alegar que no existen testimonios de testigos que relacionen a sus clientes con la paliza, sólo la identificación que se hizo en el exterior con las imágenes obtenidas.

Una de las letradas, Cristina Dolcet, ha asegurado a los medios de comunicación antes de iniciarse el juicio que ningún testigo incrimina a sus tres clientes con la agresión, ni siquiera el atestado policial elaborado tras los hechos.

Otra de las representantes de la defensa, la abogada Carmen Sánchez, ha alegado que la policía no identificó a las más de 200 personas que se encontraban en el local ni tomó declaración a todos los testigos.

El letrado de la acusación particular, Ricardo Orús, ha asegurado a su vez que la negación de los hechos forma parte de la estrategia de la defensa, pero ha advertido que en la sesión de mañana comparecerán testigos que sí que reconocieron a los acusados al declarar ante la policía. Efe

CENTRO DE EMISIÓN Y PRODUCCIÓN PRINCIPAL DE ZARAGOZA
Avda. María Zambrano, 2. ZARAGOZA - 50018
Teléfono: 876 256 500
Fax: 876 256 507
DELEGACIÓN DE TERUEL
C/ Amantes, 14, bajo. TERUEL - 44001
Teléfono: 978 623 070
Fax: 978 623 072
DELEGACIÓN DE HUESCA
Plaza Inmaculada nº 2, 1ºA. HUESCA - 22003
Teléfono: 974 212 762
Fax: 974 212 757