Preocupación y malestar por la posible prohibición de vehículos diésel y gasolina desde 2040 en España

Sorpresa, malestar en muchos casos y preocupación, mucha preocupación. Son tres de las afirmaciones que ha expresado ese miércoles la mayoría de los representantes del sector de la automoción en Aragón tras conocerse la ley que prepara el Gobierno central y que, entre otras cosas, pretende prohibir en España la venta de vehículos que funcionen con gasolina y con diésel a partir de 2040 y que establece que no se pueda circular con ellos desde el año 2050.

¿Puede afectar esta medida al empleo en el sector? ¿Qué ocurrirá con el negocio de las gasolineras? ¿Hay tiempo suficiente para que el país se adapte ante un cambio tan brusco?

Son algunas de las preguntas que se hacen, no solo en Aragón, los sectores que trabajan y viven en torno a la automoción.

Por ahora es un borrador, que se negociará tanto con los partidos políticos y con las comunidades autónomas. Pero las reacciones previas no son muy favorables: los fabricantes de coches dicen que es irrealizable y que su impacto sería muy negativo en el mercado laboral.

Los concesionarios de coches recuerdan que esta incertidumbre puede afectar de forma negativa a las decisiones de los consumidores a la hora de comprar un vehículo. Y más allá de esto, según el delegado de Faconauto en Aragón, José Serón, hará falta una gran coordinación entre todos los actores implicados.

Desde el punto de vista medioambiental, es necesario acelerar el cambio energético, según sostiene la Fundación Ecología y Desarrollo. Su presidente, José ángel Rupérez, ha señalado que esta ley de Cambio Climático y Transición Energética que prepara el Gobierno va por buen camino en este sentido y está en línea con los plazos que han puesto otros países.

Rupérez también ha dicho que la ley supone una oportunidad para impulsar las energías renovables y la nueva movilidad.

Otro sector directamente relacionado con la desaparición de los vehículos que emiten dióxido de carbono es el relacionado con la refinería del petróleo, distribución de los combustibles y venta al consumidor.

En Aragón hay más de 350 gasolineras, Y solo el centenar agrupado en la Asociación de Estaciones de Servicio de la comunidad genera más de 1.600 puestos de trabajo. En España son 80.000 puestos de trabajo directos y unos 35.000 indirectos.

La presidenta de la Asociación de Estaciones de Servicio, Pilar Soto, ha manifestado que el sector ya se está adapatando a los tiempos y que en muchos de estos establecimientos tienen ya otros productos como gas, hidrógeno o puntos de recaraga rápidos. Pero ha abogado por un futuro multienergético, con más de una energía de propulsión.

Uno de los empresarios aragoneses que ya da servicio a vehículos con energias alternativas es Zoilo ríos, que cuenta con varios puntos de recarga rápida, ahora apenas utulizados. En su opinión, para que las medidas de la ley tengan éxito es necesario invertir y buscar soluciones para las infraestructuras.

La industria, y los trabajadores del sector también están preocupados. José Carlos Jimeno, responsable de UGT en la planta de Opel en Figueruelas, ha recordado el peso del sector del automóvil en la economia española y en la aragonesa. Jimeno ha señalado que todo este debate sobre el borrador de la ley está ya perjudicando ya al sector

La ministra de Industria, Reyes Maroto, ha asegurado que el Gobierno buscará el consens, entre todos los actores implicados.

CENTRO DE EMISIÓN Y PRODUCCIÓN PRINCIPAL DE ZARAGOZA
Avda. María Zambrano, 2. ZARAGOZA - 50018
Teléfono: 876 256 500
Fax: 876 256 507
DELEGACIÓN DE TERUEL
C/ Amantes, 14, bajo. TERUEL - 44001
Teléfono: 978 623 070
Fax: 978 623 072
DELEGACIÓN DE HUESCA
Plaza Inmaculada nº 2, 1ºA. HUESCA - 22003
Teléfono: 974 212 762
Fax: 974 212 757